Situémonos en el ahora. En la inmediata realidad de 2013. Si somos capaces de responder afirmativamente a la pregunta, ¿Mi empresa tiene una página web corporativa?, entonces le invitaría a proseguir con la lectura de este artículo. De no ser así, una recomendación: por favor, póngase en contacto con carácter de urgencia con cualquier agencia de desarrollo web y abra la ventana hacia el futuro que hasta ahora se ha empeñado en dejar cerrada.
 
Para los que pasaron el corte, aquí van unos consejos, que le ayudarán a obtener mejores resultados de conversión en su sitio web.
 
1. Definir los objetivos
 
En definitiva, una premisa fundamental para alcanzar el éxito es, por defecto, definir cuál será mi éxito o, dicho de otra manera,  clarificar mis objetivos;  Quiero vender tantos artículos al mes. Quiero dar a conocer un determinado producto. Quiero que se inscriban medio millón de usuarios... Cada negocio ofrece servicios específicos para cubrir las necesidades de su público objetivo. Ahora bien, ¿nuestra web le ofrece a los internautas estos servicios? ¿Está construida específicamente para logar los resultados deseados? ¿Proporcionamos un método sencillo y directo para que nuestros visitantes los adquieran y generemos conversiones?
 
2. Comunicar y mostrar nuestro valor diferencial
 
Sin querer profundizar en conceptos de mercado, una de las preguntas que debería plantearse cualquier negocio que quiera prosperar en mercados tan competidos como el actual, sería la de cuál es el valor diferencial que ofrece a sus clientes. Una vez definido, hay que comunicarlo y no caer en la trampa de pensar que nuestro cliente ya lo sabe. ¿Nuestra página comunica claramente el valor diferencial? ¿Es evidente en cada apartado de la web?
 
3. Centrar la comunicación en nuestro producto y dirigirla al cliente.
 
Algo que parece evidente y que en ocasiones obviamos. Saber comunicar lo que vendemos, es saber venderlo. Por tanto, tenemos que centrar la comunicación exclusivamente en los servicios que ofrecemos y dirigirla frontalmente a nuestros clientes potenciales. ¿Su sitio web se comunica en clave de beneficios te los productos y servicios que provee? ¿La web responde la pregunta de qué pueden hacer nuestros productos por nuestros clientes?
 
4. Aspectos de Diseño:  la imagen como herramienta de venta
 
La imagen cuenta. Lejos quedan los vetustos y aburridos websites planos de antaño, con ausencia de imágenes, colores y formas. Estos han evolucionado gracias a nuevas tecnologías como hojas de estilo CSS3, @Font Face o lenguaje jQuery que ofrecen posibilidades más dinámicas y sobre todo vistosas. Lo cual nos lleva a plantearnos nuevas preguntas: ¿Los elementos visuales de nuestro site, como color, imágenes, fuentes y diseños, ayudan a apoyar y mejorar la imagen de nuestra organización? ¿Aportan al cliente una mejor visión y le atraen hacia nuestros productos y servicios?
 
5. Estructurar la información. Encontrar respuestas a golpe de click.
 
Algo que debemos tener muy en cuenta cuando planteamos una estructura web es que la información debe estar al alcance del usuario de manera sencilla, rápida y eficaz. No debe haber interferencias, ni pasos intermedios innecesarios. Hemos de jerarquizar la información y darle prioridad a lo más relevante en detrimento de los más accesorio. Luego, ¿el menú de navegación de su sitio web se encuentra a la vista y cuenta con un contenido claro y específico? ¿El contenido está organizado de manera lógica? ¿Mostramos primero la información más importante?
 
6. Portfolio de productos.
 
Otra de las secciones que debe analizarse detenidamente y no debe faltar en nuestro website es la de portfolio de productos. En ella, dedicaremos todos nuestros esfuerzos para mostrar de manera clara cada uno de los productos y servicios que tenemos en el mercado. Pero, ¿Comunican visualmente el verdadero valor del producto o servicio? ¿Resulta sencillo para los usuarios navegar a través de ellos y encontrar lo que necesitan? ¿Responde el portfolio a lo que realmente se ofrece?
 
7. Dirigirse a su target de manera efectiva.
 
Si algo debemos tener claro desde el principio, es a nuestro público objetivo. Identificarlo es tan importante, como adaptarse a él. Saltarse estas reglas, nos llevaría solamente al fracaso. Debemos cumplir las expectativas de ese target y no defraudarlo, ajustando nuestro estilo comunicativo y visual de manera eficiente y lógica. ¿Su website ofrece una experiencia personalizada y relevante a su mercado objetivo? ¿Se adapta a su público objetivo?
 
8. Optimización
 
En el mundo existen 15,2 billones de páginas web. Un número, cuando menos mareante, que ofrece una oferta abrumadora. A la hora de enfrentar tu página al mundo web, es necesario abrirse paso y situarse en el nicho de mercado al que se pertenece. Es necesario hacer un ejercicio de optimización para posicionarse claramente (véase SEO) y que los motores de búsqueda asocien nuestros contenido con nuestro mercado objetivo. ¿Responde nuestra web al mercado que en realidad está buscando contenido en nuestras páginas? ¿Cuenta su página web con las palabras clave que utilizan normalmente sus productos o servicios?
 
9. Social Media
 
Las redes sociales se han convertido en una poderosa herramienta de comunicación. Pocos son ajenos a este nuevo fenómeno que ha sido bautizado como web 2.0 y de donde han surgido nuevos canales. Estos ofrecen la posibilidad de comunicar de manera bidireccional target y empresa. Una oportunidad que ya se ha convertido en necesidad para muchas compañías a las cuales permite mantener un contacto directo con su nicho de mercado. ¿Sus redes sociales trabajan en la misma dirección que su web y refuerzan su valor diferencial? ¿Ofrece un foro social a sus clientes para resolver sus dudas? ¿Ha definido una estrategia para sus redes sociales?
 
10. Información de contacto
 
Ofrecer al visitante la posibilidad de contactar con nuestra compañía es, por definición, algo que no debe faltar en ninguna web. Solo es necesario establecer el modo. Por ello, debemos preguntarnos: ¿Sabemos cuál es la manera más efectiva para que nuestros visitantes nos contacten? ¿Resulta sencilla la manera de contactar con mi empresa?
 
Ahora es el momento de analizar y reflexionar acerca de lo visto anteriormente. Aquellos que hayan podido dar una respuesta satisfactoria, contarán con un website robusto y preparado para las circunstancias actuales del mercado. Aquellos otros que no, tampoco han de alarmarse. No todo está perdido. Pueden continuar con su web, aún a riesgo de distanciarse de su competencia, o ponerse en manos de profesionales para realizar una consultoría y convertir su website en el mejor escaparate para su negocio.
 
Fuente original de la noticia: PuroMarketing