Las redes sociales se han vuelto un elemento esencial en cualquier campaña de marketing para todos. Su versatilidad, sencillez y carácter gratuito las hace las herramientas perfectas para tener un gran alcance y generar grandes resultados.
 

Sin embargo, aun hoy en día son muchos los errores típicos que se ven en estas plataformas y debes evitar para lograr tener éxito en tus redes sociales.
 

Hay muchas consideraciones cuando de redes sociales se trata. Si lees estos tips sobre el manejo de redes sociales en Gananci y evitas estos errores comunes, ¡serás un maestro de redes sociales!

  1. No cuidar la ortografía

Cuando de redes sociales se trata, es sumamente importante dar una impresión de seriedad y siempre mostrarse profesional. No cuidar la ortografía hará totalmente lo contrario.
 

Un perfil que contenga errores ortográficos y de redacción— especialmente si se trata de un negocio— reducirá casi de forma total su credibilidad ante sus seguidores.
 

No es necesario ser un estudioso de las letras y la literatura, pero sí que es esencial considerar los aspectos básicos de nuestro idioma y mantener una redacción impecable.
 

  1. No tener un plan

Este, aunque no parezca creíble, es uno de los errores más comunes en redes sociales.
 

Tener un plan estratégico para tus redes sociales no es tan complicado como podría parecer. En este, simplemente, deberás establecer cuáles son las metas que te estás proponiendo, cuántas publicaciones se harán, a qué público irá dirigida cada campaña, entre otros aspectos.
 

  1. Tratar todas las redes por igual

Cuando ya hayas determinado cuáles redes sociales utilizarás en tu plan, debes entender que cada una funciona de maneras distintas.
 

Según la plataforma en la que estés trabajando, deberás entender qué clase de contenido funciona mejor. Igualmente, tendrás que conocer las características predominantes de los usuarios en cada una.
 

Cada red social, además, necesita una frecuencia de publicación distinta. Por ejemplo, publicar varias veces al día en tu cuenta de Twitter es totalmente aceptable y necesario, pues se trata de una red social mucho más dinámica.
 

En cambio, en Facebook e Instagram resulta mucho más oportuno publicar pocas veces al día. Estas dos plataformas trabajan bajo algoritmos que pueden detectar a una cuenta con muchas publicaciones diarias como spam y esto hará que no aparezca en el inicio de sus seguidores.
 

Hay muchos trucos y consejos para entender cómo funciona cada red social. Sin embargo, la mejor forma de entenderlas es usándolas constantemente y dándoles el trato que cada una requiere.
 

  1. Publicar en las horas incorrectas

Otro factor clave que muchas personas no consideran al momento de publicar su contenido es la hora en que lo hacen.
 

¿De qué sirve hacer publicaciones geniales en momentos en los que nadie las verá?
 

Es por eso que debes utilizar herramientas que te permitan analizar las horas en las que tus seguidores son más activos. Muchas redes sociales ofrecen este análisis dentro de sus propias estadísticas, pero puedes utilizar también muchas otras opciones que se encuentran en la web.
 

  1. Utilizar tamaños incorrectos de imágenes

¿Recuerdas cuando mencionamos que cada red social funciona de distintas formas? Bueno, incluso al momento de crear y publicar imágenes deberás considerar esto.
 

Cada plataforma tiene especificaciones en cuanto a las dimensiones de imágenes o videos que debes usar en ellas. Es un fatal error, por ejemplo, utilizar la misma imagen que utilizaste para el encabezado de Twitter en Facebook.
 

  1. Abusar de los hashtags

¿Cuántas veces no te has encontrado con publicaciones que son más hashtags que contenido útil?
 

Sí, aunque pueda ser emocionante e incluso parecer atractivo emplear muchas etiquetas, lo mejor es dejarlas para palabras claves que identifiquen a cada publicación.
 

  1. Ignorar las estadísticas

Un punto clave para tener éxito en las redes sociales, pero aún así muchas personas lo dejan a un lado, son las estadísticas.
 

Ya sea con las estadísticas integradas de cada red social o con herramientas externas, es importante hacerles seguimiento para conocer con mayor precisión si tu contenido está logrando lo que buscas.
 

  1. Ser un robot y no interactuar

Si bien es cierto que las redes sociales, en este caso, las estás utilizando para promover tu negocio, debes siempre recordar que estas fueron creadas para la interacción humana.
 

Sólo pensar en vender, no responderles a tus seguidores, ser frío y casi una máquina es uno de los más graves— pero comunes— errores que se ven en las redes sociales.
 

Publica contenido que no sólo tenga que ver con tu producto, haz concursos, responde con amabilidad a tus seguidores. Verás que eso te dará mucha más autoridad en las redes sociales y traerá muchos más beneficios para tu negocio.