10 pasos para tener clientes satisfechos y felices
 

Una empresa no puede tener mejor publicidad que el testimonio de clientes satisfechos y felices. No obstante, son pocas las empresas que están enfocadas en que su cliente encuentre satisfacción tras realizar su compra.
 

Es importante determinar si realmente los clientes, portavoces de tu marca, se encuentran realmente satisfechos con los productos o servicios que les ofreces, ya que no se trata solamente de influir, o convencer para que haga una compra. Para conocer más sobre cómo influir en las personas, puedes ver algunos puntos clave en Gananci.
 

Tu inversión en Marketing no sólo debe estar orientada hacia la captación de nuevos clientes, sino que también es importante que los consumidores, aquellos que se han hecho seguidores de tu marca, continúen sintiendo confianza hacia tu empresa, lo cual implica que estos experimenten satisfacción al obtener tus productos o servicios.
 

Tal como afirma Philip Kotler, economista norteamericano cuya especialidad ha sido el marketing, "Los clientes satisfechos son la mejor publicidad para una empresa". En base a ello, vale el esfuerzo enfocarse hacia estrategias que logren dicho propósito.
 

Por ello, es importante tomar en cuenta que: "el vendedor de éxito se preocupa primero por el cliente, y luego por los productos", tal como señala Kotler, pues, este es el mejor signo que da a demostrar que un cliente continuará adquiriendo tus productos o servicios.
 

De igual forma, los clientes cuando se encuentran satisfechos y felices llegan a convertirse en publicidad gratuita. Ello, también va en consonancia con lo que sostuvo el empresario norteamericano y orador motivacional Jim Rohn, cuando afirmó: “si usted atiende bien a sus clientes, ellos le abrirán unas puertas que usted mismo no podría abrir jamás".
 

Dada la importancia que tiene para tu negocio el que tus clientes se encuentren felices y satisfechos, compartiremos contigo una serie de sugerencias para que logres dicho objetivo:
 

Sugerencias para que tus clientes estén satisfechos y felices

  1. Escuchar al cliente: es importante que escuches de manera detallada lo que el cliente tiene por decirte, así también podrás conocer sus necesidades y ofrecerle justo lo que está buscando. De igual modo, escucharle te permitirá crear proximidad a través del diálogo, el cual te brindará información oportuna y de valor para que tu negocio genere satisfacción en lo que ofrece.
  2. Sé educado: la educación y el respeto también son pilares valiosos para tu empresa. Esto te permitirá crear un ambiente cálido y de empatía. La cordialidad, es un aspecto que debes mantener, bien si informas a tu cliente cara a cara, o si la interacción es por medio de las redes sociales, por teléfono, o vía correo electrónico.
  3. Valorar su opinión: ya que este es un aspecto que el cliente valora en gran medida, es decir, cuando es tomado en cuenta por su vendedor.
  4. Brinda buena orientación: pues, quizás el cliente no esté seguro sobre la compra que va a realizar, y luego de escucharle puedes identificar sus verdaderas necesidades y ofrecerle el producto o servicio que más se ajuste a lo que requiere. Este paso es fundamental para que el cliente se sienta satisfecho, e incluso regrese por más.
  5. Fideliza a tus visitantes: lo cual significa que, aunque no realice una compra en un determinado momento, quizás en su próxima visita lo haga y termine por convertirse en un cliente usual de tu marca. Aprende cómo conseguir clientes leales aquí.
  6. Sé atento: esto implica que, incluso desde la página de tu marca, el blog, los correos electrónicos o las redes sociales, debes dar una respuesta a sus inquietudes de la manera más inmediata posible.
  7. Ofrece tus productos o servicios de manera personalizada: es decir, ajustadas al perfil y las necesidades de tus clientes.
  8. Comunicarle sugerencias: y recomendaciones. Así, el cliente podrá optar entre aquello que específicamente busca, y contrastarlo con los demás servicios, productos o complementos que le estés ofreciendo.
  9. Buen manejo de problemas: lo cual implica dar atención a sus reclamos de manera educada, así como optar por las soluciones más prontas y que le brinden satisfacción al cliente –de manera razonada-, incluso si esto requiere que aceptes una devolución, incluso considerar aspectos que le hagan olvidar el mal momento.
  10. Ser natural: esto requiere que la formalidad y la educación no sean fingidas, ni por tu parte ni por parte del personal, pues cuando esto ocurre es de mal gusto y el cliente acaba por identificarlo. Por ello, trata que tu educación, y la del personal que contrates, sea natural, y que todos estén dispuestos de ofrecer siempre una sonrisa al cliente.

Tal como has notado, los consumidores hoy día ya no compran sólo porque ven un comercial en la televisión, sino que son más conscientes en sus procesos de compra, así como también guardan más fidelidad hacia determinadas marcas y nada les limita el manifestar sus opiniones por medio de las redes sociales, o cualquier medio del cual dispongan.
 

Por ello, es imprescindible que las marcas enfoquen sus esfuerzos en mantener clientes satisfechos  y felices en cada momento que dure el proceso de compra. Recuerda seguir, o monitorear, las experiencias y opiniones que tienen tus clientes con respecto a los productos o servicios que han adquirido en tu negocio, así también podrás aprovecharlo como una oportunidad para continuar mejorando.